MANTENIMIENTO DE LOS PANELES SOLARES.

INESERMA > Sin categoría > MANTENIMIENTO DE LOS PANELES SOLARES.

MANTENIMIENTO DE LOS PANELES SOLARES.

El silicio, es un mineral muy resistente a los cambios meteorológicos agresivos. Las células fotovoltaicas que forman las placas solares están hechas de silicio, por eso es necesario prestar mucha atención al mantenimiento de las placas solares en instalaciones de autoconsumo solar residencial e industrial para una buena eficiencia en la producción de energía eléctrica.

Sabemos que los paneles solares han sido diseñados para actuar en la intemperie, y que por tanto son resistentes y aguantan las inclemencias meteorológicas y el paso del tiempo. No obstante, su rendimiento máximo solo se alcanza en las condiciones ideales, y no siempre estas pueden ser determinadas por nosotros (como un día nublado que oscurece el cielo). Los restantes aspectos que tienen una influencia en la generación eléctrica de los paneles solares sí pueden ser objeto de vigilancia y control por parte del usuario.

Un sistema de seguimiento solar maximiza la producción de electricidad de la instalación solar fotovoltaica mediante el movimiento de los paneles solares para que sigan la trayectoria del sol durante el día, lo que optimiza el ángulo con el que los paneles reciben la radiación solar. Las instalaciones de placas fotovoltaicas con seguidores, sin un programa de rutina de mantenimiento, provoca que el riesgo de averías y problemas, aumenten notablemente. Para poder observar cualquier variación en directo de tu instalación y anticiparte de forma inmediata en caso de incidencia, los instaladores recomiendan colocar dispositivos de monitorización de rendimiento.


En la mayoría de los casos, las placas solares se limpian directamente con la lluvia. Sin embargo, en zonas con mucho viento, alta contaminación, polvo y suciedad, la producción puede disminuir hasta un 15% a lo largo de la vida útil de la instalación paneles solares. Para mitigar este efecto, es necesario limpiar los paneles solares una o como mucho dos veces al año.

En el caso de paneles solares en cubiertas, es aconsejable contratar un servicio profesional de mantenimiento y limpieza. Muchos instaladores locales ofrecen estos servicios o recomiendan a empresas profesionales de mantenimiento de placas solares de su confianza. Si los paneles son de fácil acceso, sólo necesitas agua a poca presión y una esponja suave para limpiar tus paneles solares.

Lo primero que debes hacer para llevar a cabo el mantenimiento de los paneles solares es vigilar la eficiencia de estos. Normalmente, los paneles tienen herramientas de monitoreo que permiten controlar la energía producida, la radiación y la temperatura. Es bueno monitorearlos constantemente para que actúen con prontitud en caso de que ocurra una anomalía.

Cuando no se disponga de herramientas de monitoreo, es recomendable contratar un servicio de estudio de carga, para analizar los datos de producción de energía. Para tener una producción óptima es importante que los paneles fotovoltaicos estén limpios.

A la hora de limpiar el panel solar, debes evitar los detergentes domésticos y las herramientas de limpieza para el lavado a presión, diluyentes o agentes de limpieza que no sean particularmente agresivos. El «limpiador cristales» de esponja clásico será más que suficiente, pero para evitar accidentes es bueno asegurarse de que se respeten todas las medidas de seguridad, especialmente si utilizas un sistema fotovoltaico doméstico montado en un techo inclinado.

Por otro lado, los propietarios de un sistema solar a menudo tienen que realizar controles visuales para verificar si hay daños. Un panel roto podría reducir significativamente el rendimiento eléctrico de todo el módulo.

Se aconseja también que anualmente recurramos asesoramiento de un técnico para evitar averías costosas. Este consejo debe ser seguido especialmente por aquellos que residen en las áreas del norte donde pueden producirse fuertes nevadas en invierno, las cuales podrían hacer que tu sistema solar sufra mucho.

Por último siempre será una buena idea verificar la garantía del producto y comparar el rendimiento real con los garantizados por el fabricante de los paneles solares que hayas decidido instalar. En el mercado, algunos proveedores garantizan un rendimiento lineal de la potencia del módulo por un período de más de 25 años, con una bajada de rendimiento de solo el 4%. Los mejores paneles solares tienen una garantía del producto que cubre defectos de mano de obra y materiales por hasta 10 años.

Casos especiales

Granizo
Como ya hemos comentado, los paneles fotovoltaicos tienen una elevada durabilidad y resistencia, por ello, la probabilidad de que el impacto de granizo afecte a los paneles solares es mínima. En el caso de que algo fuera mal, existen garantías que cubren estas incidencias.

Nieve
En zonas donde se producen nevadas de forma periódica, solo es necesario que tus paneles solares tengan una inclinación superior a 15 º para que la nieve no se acumule. Además, el proceso de derretido suele ser rápido y favorece la limpieza de los paneles como si fuera un mantenimiento natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *